miércoles, 30 de septiembre de 2015

Primitivismo Puro en el Paisaje Colombiano

Gabriel Nieto Nieto pintor Colombiano es probablemente, uno de los pintores más sugestivos, y con mayor sinceridad y frescura. En este momento su trabajo gira en torno a la expresión folclórica, al primitivismo, influenciado Noé León y Henry Arias principalmente, pero con un estilo propio e infantilista que recupera con gracia maravillosa, con el énfasis y la alegría que corresponde a su menester plástico. 

La pintura de Nieto es el mensaje alegre de un colombiano de deliciosa plasticidad que tematiza el mundo rural y en paz que un día vivimos y que hoy añoramos. 



El Maestro Nieto plasma de un modo mágico, surreal, pues sin duda las cometas o papalotes de múltiples colores con que juegan los niños en todas sus obras caracterizan su espíritu alegre y nostálgico, como también la fascinante idiosincrasia de los personajes campesinos y la arquitectura colonial, posibilitan ideas aptas para ser visualizadas en un clima rural. 


En cuanto pintura, que transforma espontáneamente la visible realidad de personas y cosas en realismo mágico, borrando las fronteras entre verdad y mito, entre realidad y fantasía.



Quien se acerque a la obra de Gabriel Nieto la contemplará (como exige) con minuciosidad y con gusto, para descubrir en ella, en esas diminutas y distintas figuras que la pueblan, a los campesinos en sus labores manuales, las fiestas y regocijos públicos, el mercado dominguero, la manifestación política, la llegada del circo; las cometas, las mariposas, el cura, carretas de hortalizas y toldos de comestibles, animales, y hasta el sacerdote de pueblo...
Por Carlos Lozada Álvarez

Crítico de Arte

México

No hay comentarios:

Publicar un comentario